menu

Euroscepticism and the future of european integration

Euroscepticism and the future of european integration
Título: Euroscepticism and the future of european integration
Autor: Catherine de Vries
Editorial: Oxford University Press
País: -
Fecha: -
Páginas: 272
Enviar opiniónView reviews (1)

Detalles:

Por Eduardo Castillo @nassincastillo

Ya son seis décadas desde el inicio de los esfuerzos europeos por construir una comunidad, primero económica, luego política, de naciones. Durante años la transición ha sido sencilla. Distintos acuerdos regularon procesos de incorporación y tránsito hacia normativas comunes. La comunidad se expandió por pequeñas oleadas de países, aunque las asimetrías entre ellos, que responden a procesos históricos distintos, se mantuvieran. Bajo el liderazgo de franceses y alemanes, la nueva Unión Europea se constituyó en un polo de referencia global en temas políticos, sociales y económicos. Esta nueva eurozona prometía a sus miembros un espacio de paz y prosperidad que salvaguardara los avances nacionales, permitiendo un mejor desempeño económico con bienestar para el conjunto de las sociedades.

Todo ello, empezó a cambiar, al menos para algunos sectores a raíz de la crisis económica que asoló Europa al final de la primera década del siglo XXI. Así, no todos encontraron su espacio. Millones se sintieron abandonados, especialmente por la actitud percibida de las autoridades europeas en torno al manejo de los problemas. Europa, a fin de cuentas, no resultó ser todo lo sostenible que parecía. Una cierta desconexión entre instituciones y ciudadanía dio paso a mayores críticas. La troika se convirtió en moneda de cambio para acusaciones y el liderazgo alemán, que encabeza hoy en importancia e influencia los procesos europeos, se vio seriamente criticado.

De esta forma, los ciudadanos, algunos inmersos en la frustración y otros muchos en la sospecha, se convirtieron en partícipes de protestas, movilizaciones, y otras manifestaciones. Se trató de acciones políticas sobre el presente y futuro de la UE.

Durante años, varios países miembros de la unión habían consolidado sistemas de partidos políticos modernos. Hablamos de naciones en las que las alternativas europeístas parecían gozar de amplísimas mayorías y un respaldo generalizado. Incluso, en casos como Francia, Holanda e Italia consiguieron sostener sistemas de partidos en los que existía la presencia de alternativas anti-Unión Europea. Se trata de ejemplos en los que la participación de estas organizaciones se daba a nivel local, pero también dentro del Europarlamento. Su rol, a medio camino entre lo antisistema, estuvo siempre marginado, pero presente.

Catherine De Vries nos presenta en su libro una radiografía de la explosión del euroescepticismo. Las poco menos de 300 páginas de la obra se centran en problemas importantes que responden a interrogantes sobre el origen, la composición, los valores y aspiraciones del euroescepticismo. De acuerdo con la autora, nunca en la historia de la UE se había dado una conjunción de problemas como ahora. Crisis económica, inmigración, incertidumbre, y ahora el ataque sistemático de partidos euroescépticos. La UE simplemente no ha tenido capacidad de vencer políticamente estos desafíos, y ello ha hecho mella en el respaldo popular, justo en el momento que más depende del mismo.

El libro de De Vries se centra en temas de opinión pública, pero ofrece mucho más que una caracterización. Ya hace casi 50 años desde que la UE dedica esfuerzos para conocer las opiniones de los ciudadanos a través de Eurobarómetro. En sus resultados se puede apreciar el cambio del apoyo hacia el escepticismo. Lo que permite explicar este cambio de opiniones en Europa se explica tras entender que la valoración que hacen los ciudadanos europeos del proyecto regional está enmarcada en el contexto nacional de cada país. Puede parecer tautológico, sin embargo, no debe asociarse lógica con tautología. De esta manera, las percepciones variarán conforme varíen las circunstancias de cada Estado.

Así, aunque el escepticismo se ha incrementado, no responde a las mismas variables. Una Alemania próspera ve crecer el euroescepticismo por problemas migratorios y de seguridad nacional; por otra parte, en Grecia y España, la explicación es marcadamente económica (y particularmente relacionada con el desempleo). Para De Vries, la situación personal y la posición en que cada persona se haya ante los problemas locales predominan al momento de evaluar el proyecto europeo. Podríamos resumir la conclusión en que los europeos votan no tanto por lo que ven a nivel europeo, sino en clave de los problemas locales.

Esta actitud, puede ser interpretada como respuesta de los ciudadanos en un contexto de distintas crisis nacionales que llega en un momento sin precedentes en temas de gobernanza supranacional europea.

Otro tanto debe decirse sobre el tema central del trabajo de De Vries que no es otro sino el escepticismo. A través del libro, la autora disecciona las características de este fenómeno, primero definiéndole, luego caracterizando, para, finalmente, comprenderlo. Con la preocupación sobre la identidad nacional en aumento, el libro se explaya en discernir la naturaleza del fenómeno, su amplitud e influencia política.

Para la autora, que propone una teoría comparativa de la opinión pública en la UE, el crecimiento del escepticismo puede entenderse como el resultado de las percepciones. Ahora bien, las percepciones comparativas deben apreciarse no como una valoración objetiva de las diferencias entre países miembros de la unión, sino desde lo subjetivo. No es tanto el análisis sesudo de estas situaciones, como la dimensión autopercibida de las mismas. Así, son menos importantes los datos e investigaciones sobre variables, como la percepción que tienen los ciudadanos de lo que sucede y las comparaciones con otras latitudes.

Por ello, la caracterización monolítica del euroescepticismo conlleva a errores. De Vries apunta que existen distintos tipos de euroescépticos: algunos con capacidad de influencia, otros ligados a movimientos separatistas, todos con distintas prioridades y preferencias de cambio. Se enfrenta así, el proyecto de unidad en la diversidad de la UE contra la división en la diferencia del euroescepticismo. Aquí aparece un hallazgo particular de la autora, parece haber un vínculo contraintuitivo importante entre el escepticismo y las condiciones de cada país. Los países en mejores condiciones y mayormente beneficiados de su pertenencia a la UE muestran mayores índices de rechazo a la UE. Esto puede explicarse por la existencia, al menos entre las percepciones ciudadanas, de la existencia de alternativas a la pertenencia al proyecto supranacional.

El libro de Catherine De Vries está lleno de hallazgos interesantes. Su aproximación al fenómeno euroescéptico es muy enriquecedor, no solamente por los datos que aporta, sino por el conocimiento profundo de las diferencias entre distintos grupos. Durante el texto se encuentran datos fundamentales que permiten comprender lo que está sucediendo desde hace algunos años en Europa.

En sus casi 300 páginas está una aproximación muy completa, que considera a la UE como un todo, pero sin perder la cuenta de las enormes diferencias que superan el tradicional clivaje norte/sur, países ricos/países pobres (en estándares europeos). De Vries consigue hilvanar una teoría interpretativa, pero también comprensiva, del fenómeno más reciente (y complejo por procedencia y accionar) de la historia política comunitaria.

José Vicente Rojo

Puntuaciones

View ratings
Puntuación media

100/100

Calidad en la información
De fácil lectura
Entretenido
Originalidad
Recomendable

Opiniones (1)

Lili
Euroscepticism and the future of european integration 100.0

Me encanto el libro, me gusta

Puntos a favor No se especificaron puntos a favor
Puntos en contra: No se especificaron puntos en contra
Posted on 17 mayo, 2018 3:22

Si ha leído el libro:

Publique sus comentarios e indique las puntuaciones que le daría en cada apartado

Necesita identificarse para poder colocar su calificación

Subir
X
Ir a la barra de herramientas