menu

Entrevista a Daniel Ureña


Socio & director general de MAS Consulting Group y nuevo presidente de ACOP

“La comunicación política puede y deber servir para fortalecer la calidad de la democracia”

Por Ignacio Martín Granados, @imgranados. Director de La Revista de ACOP.

Acaba de ser elegido nuevo presidente de ACOP en la IX Asamblea general de socios en el IV Encuentro que tuvo lugar en Bilbao en el mes de julio. Este jienense será el quinto presidente de la asociación desde su creación en 2008. Socio & Director General de la firma de asuntos públicos y relaciones gubernamentales MAS Consulting Group, dirige The Hispanic Council, un think tank que promueve las relaciones entre España y Estados Unidos, y durante cuatro años formó parte de la Junta Directiva de la European Association of Political Consultants (EAPC) como Vicepresidente.

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra, completó su formación en The George Washington University, en el IESE con un postgrado en Dirección General y en la Universidad de Alcalá con un Máster en Estudios Norteamericanos. Es profesor de la Universidad Pontificia Comillas (ICADE), del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), en la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) y dirige la Escuela Práctica de Comunicación Política del Instituto Atlántico de Gobierno (IADG).

En el ámbito de la comunicación política ha trabajado con una larga lista de líderes políticos, gobiernos y partidos en más de 20 países. Fue el primer consultor español que recibió el Premio Rising Star de la revista Campaigns & Elections, que desde hace más de 30 años premia a los profesionales de la Comunicación Política con mayor proyección internacional y ha sido galardonado con varios “Pollie Awards”, concedidos por la American Association of Political Consultants (AAPC).

Colabora habitualmente como analista político con diferentes medios de comunicación y, como conferenciante, ha sido invitado por entidades como Brookings Institution, Harvard University, OSCE, National Democratic Institute, International Republican Institute, Fundación Konrad Adenauer, Fundación Friedrich Ebert, etc.

Enhorabuena por su reciente elección como presidente de ACOP. Tras las presidencias de Mª José Canel, Luis Arroyo, Karen Sanders y David Redoli, ¿qué principales objetivos se propone alcanzar durante tu mandato?

Nuestro objetivo principal para estos tres años es impulsar la internacionalización de ACOP. Ya somos más de 400 socios procedentes de 12 países, lo que supone una magnífica base para que ACOP desarrolle sus actividades en muchos más países, aparte de España y México, donde está implantada actualmente. Además, tenemos como firme objetivo el reforzar el papel de ACOP como un espacio de encuentro y colaboración entre el mundo profesional y el académico. Cuanto mayor sea la interacción entre estos dos ámbitos más enriquecedor será para la asociación y sus socios.

¿Cuál es el perfil del nuevo Consejo Directivo de ACOP?

Estoy muy contento de formar parte de un magnífico equipo que refleja muy bien el panorama de la comunicación política en nuestro país. Con cinco mujeres y cuatro hombres, tenemos a grandes investigadores, reputados consultores y asesores con una gran trayectoria. Además, el nuevo Consejo Directivo es plural, procedente de diferentes zonas de España y combina caras nuevas que aportarán nuevos enfoques, junto con otros miembros del equipo que han impulsado ACOP en los últimos años y seguirán aportando su experiencia. Por tanto, creo que tenemos un equipo muy sólido para la nueva etapa que se abre para ACOP.

Acaba de celebrarse exitosamente el IV Encuentro Internacional, un congreso bienal que en esta ocasión reunió a 150 participantes, una decena de expertos internacionales y una veintena de comunicaciones, aunando experiencia en consultoría política e investigaciones académicas. Desde su fundación en 2008, ¿qué horizonte se abre para ACOP?

ACOP ha crecido mucho en los últimos años. Ha conseguido una enorme proyección pública, una presencia muy activa en las redes sociales y ha contribuido a visibilizar y promover la profesionalización de la Comunicación Política. En ese sentido, todavía queda camino por recorrer, pero ya se han puesto unos cimientos muy sólidos. Por otro lado, el horizonte que se abre para ACOP tiene que pasar por su internacionalización, de hecho, ya estamos en conversaciones con colegas de varios países para que muy pronto ACOP sea una realidad en otros países tanto de Latinoamérica como de Europa.

Desde su punto de vista, ¿ha cambiado mucho la comunicación política desde la creación de ACOP hace ocho años?

Sin duda los últimos ochos años han sido cruciales para el desarrollo de la comunicación política. Hay más consciencia sobre su importancia; se ha avanzado en la profesionalizado de los equipos en el ámbito de las instituciones, los gobiernos y los partidos; hay mayor oferta académica; se percibe un creciente interés por parte de los medios de comunicación en todo lo relacionado con este ámbito; se sigue muy de cerca qué se está haciendo en otros países y, en general, se está prestando más atención a la importancia de esta disciplina. No obstante, todavía queda mucho trabajo por hacer y desde ACOP vamos a seguir en esta línea.

Como docente y asesor, ¿qué retos y desafíos tiene por delante la comunicación política, tanto en el ámbito científico como en el de la consultoría?

Uno de los principales desafíos que tenemos es comprender lo rápido que cambia el mundo, nuestra forma de comunicarnos, el modo de acceder a la información, de cómo se generan los contenidos y como los compartimos a través de diferentes canales. Tanto los profesionales de la comunicación política como los investigadores han de ser capaces de identificar estos cambios, comprenderlos y adaptarse a ellos. Por otro lado, vivimos tiempos complejos desde el punto de vista político, en el que la propia actividad política es percibida con recelo por parte de muchos ciudadanos. Por ello, es el momento de repensar qué está fallando en las instituciones, en los gobiernos, en los líderes y en los partidos y analizar cómo se puede reconstruir esa confianza ahora quebrada. Es fundamental recobrar la confianza de los ciudadanos en la política y en las instituciones.

¿Hay alguna relación entre la profesionalización de la comunicación política y la calidad de las democracias?

La comunicación política es una herramienta crucial para mejorar la calidad de la democracia, que no consiste solo en votar cada cuatro años. Una democracia de calidad implica, entre otros puntos, una ciudadanía bien formada e informada, exigente con sus políticos, pero también una sociedad civil activa, implicada y dinámica. Por ello, la comunicación política puede y deber servir para fortalecer la calidad de la democracia.

Uno de los principales retos de su próximo mandato es la internacionalización de ACOP, sobre todo en Estados Unidos. Como director del think tank Hispanic Council y buen conocedor del país americano, ¿qué puede aportar ACOP en el país referente de la consultoría política?

Estados Unidos sigue siendo una gran referencia en el ámbito de la comunicación política, tanto desde el punto de vista profesional como académico. Sus elecciones se siguen con mucho interés en todo el mundo. Sus estrategias, sus innovaciones y sus formas de hacer campaña son exportadas a todo el mundo. No obstante, en los últimos años los consultores e investigadores de habla hispana han conseguido estar al mismo nivel que sus colegas de Estados Unidos, lo que supone una excelente noticia. En esta nueva etapa para ACOP Estados Unidos va a ser una prioridad y, por tanto, trabajaremos para que nuestra asociación pueda estar presente en este país.

Para terminar, ¿vaticina alguna sorpresa en la recta final de la campaña electoral de las presidenciales en Estados Unidos?

Está siendo una campaña apasionante, con dos candidatos muy distintos, con estilos antagónicos y con formas de hacer campaña muy diferentes. Todo puede suceder en este tipo de elecciones, pero habrá que estar muy atentos a los cuatro debates que habrá, tres presidenciales y uno entre los aspirantes a Vicepresidente. Teniendo en cuenta, el perfil de los candidatos los debates puede que tengan un papel determinante.

Deje un comentario:

Subir
X
Ir a la barra de herramientas