No es nada nuevo que Michelle Obama se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los rostros impulsores de la salud y la importancia de mantener buenos hábitos alimenticios en Estados Unidos (véase Let´s move). Esta misma semana lo ha vuelto a demostrar con motivo de la visita de los vigentes campeones de baloncesto de la NBA, los Miami Heat, a la Casa Blanca. Una anécdota curiosa, divertida pero con una clara intención estratégica que se suma a iniciativas, como la de plantar un huerto en los jardines de la Casa Blanca, o la de fichar personajes del programa infantil Barrio Sésamo para concienciar también en torno a este objetivo. Puedes ver el vídeo aquí.

Buena estrategia la de la primera Dama, sin duda, la de celebrar los 50 años metiendo una canasta ante los Miami Heat y desde luego, un buen ejemplo de cómo utilizar políticamente el deporte y a los deportistas, en esta caso estrellas del baloncesto, como estrategia de proyección y concienciación contra la obesidad infantil y los problemas alimenticios que tiene Estados Unidos, como indican los últimos informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Deja un comentario

X