Por Diana Rubio, @driecel, Consultora en comunicación política y protocolo

La sociedad internacional está compuesta por diferentes actores que podemos aglutinar en cuatro categorías: opinión pública, empresas, organizaciones internacionales y estados, siendo estos dos últimos los que mayor protagonismo ostentan en cuestiones diplomáticas y políticas.

Es en el desarrollo de la vida internacional donde aparecen los conflictos -que surgen entre dos estados por pensar de manera diferente en cuestiones políticas, económicas o sobre problemas que afectan en general a la comunidad internacional- cuando los intereses estatales chocan o aparecen tramas de espionaje, lo que en definitiva supone la quiebra del equilibrio que la diplomacia ostenta y termina por generar objetivos por los cuales esta surgió.

El día a día de la ejecución de la diplomacia y la política internacional, hace que los conflictos estén latentes, un aspecto que no ha pasado desapercibido en las series de televisión que utilizan estos momentos claves de la actualidad para basarse en ellos y crear parte de sus tramas y argumentos de ficción, lo que hace que tengan protagonismo propio, dando toques de realidad que a veces superar a esta misma.

Existen casos de series que son fieles a la realidad internacional, otras que la utilizan para crear sus propios países y finalmente las que han causado repercusión y conflictos inexistentes hasta la publicación de ese capítulo.

El nombramiento de personalidades reales se ve en “The Good Wife” donde Hugo Chávez se pronuncia ante un conflicto con empresas petroleras venezolanas y americanas. La aparición en “House of Cards” en una escena de las cantantes Pussy Riot en un besamos con el Presidente ruso durante una visita de estado, es un guiño a la mezcolanza de la realidad y la ficción.

En otros, crean países a partir de características reales para tratar temas internacionales sin que se puedan ofender, como ocurre en la serie “El Ala Oeste de la Casa Blanca” donde aparece el estado de Qumar como país de Oriente Medio para hacer referencia a los sistemas políticos e Oriente medio y el problema del terrorismo.

El conflicto con el ISIS también tiene repercusión en las series, donde un asalto a la embajada norteamericana de Pakistán por un grupo terrorista o un atentado fallido con armas químicas en el metro de Berlín, ocupan la trama de “Homeland”.

La realidad vista en las series a través de los conflictos internacionales a veces es abrumadora, y existen precedentes de cómo han podido influir en la creación de un conflicto real no existente hasta la publicación del capítulo.

Madam Secretary» presenta a un presidente de Filipinas maltratador, machista y violento, al cual la protagonista responde con un puñetazo, y pone de manifiesto una actuación por la que llegaron a preguntar los medios de comunicación a altos cargos filipinos.

Por tanto, los conflictos internacionales demuestran que son temas de relevancia que atraen a la audiencia y hacen que aumenten los números, que a su vez ayuda a entender la importancia de una correcta diplomacia y de cómo los conflictos internacionales se convierten en un elemento más del desarrollo y avance de la misma comunidad internacional.

Deja un comentario

X