En El Molinillo de ACOP ya hemos hablado de películas e incluso de novelas que tenían como trama principal la política. Las artes escénicas tampoco son ajenas a los tiempos que nos está tocando vivir y, ante la evidente preocupación por la res pública, los directores y programadores teatrales recurren a obras que abordan diferentes confabulaciones políticas. Si bien es cierto que “la realidad supera la ficción”, estas obras tienen un indudable componente pedagógico sobre el funcionamiento de la real politik además del ex profeso divertimento dramático.

En la anterior temporada de teatro varias obras abordaron cuestiones políticas con gran éxito (Subprime, Recortes, Transición, Feelgood o Poder absoluto) y en la que ahora comienza nos encontramos con dos representaciones que se centran en las relaciones de poder y en el impacto social del asesinato de Kennedy.

La primera de ellas, que podemos encontrar en el Teatro Bellas Artes de Madrid hasta el 27 de octubre, es Desclasificados. Con los televisivos actores Jordi Rebellón, Alicia Borrachero y Joaquín Climent como protagonistas, nos encontramos un thriller en el que una prestigiosa periodista se enfrenta a la entrevista más difícil de su carrera: “un cara a cara con el Presidente del Gobierno, presuntamente implicado en un delito aberrante. El astuto Secretario de Prensa del Presidente hará todo lo posible para que la entrevistadora dude incluso de sí misma. ¿Conoceremos finalmente la verdad?”.

Dirigida por Pere Riera, ya se representó en catalán en el Teatro La Villarroel de Barcelona en 2011 y, poco después, se grabó una tv movie (Desclassificats) para la cadena TV3 de la que fue guionista. El libreto de la obra afirma que “ésta no es una obra sobre política. Tampoco es una historia sobre periodistas. No es una reflexión sobre las siempre convulsas relaciones entre el poder mediático y la administración”, sino que “nos muestra el encuentro de tres personajes con puntos de vista muy opuestos sobre la ética, la integridad profesional y la dignidad del individuo”.

La otra obra, Los hijos de Kennedy, estará del 26 al 29 de Septiembre en el Teatro Arriaga de Bilbao y del 11 al 27 de octubre en el Teatro Cofidis de Madrid. Se trata de la obra homónima de Robert Patrick (escrita en 1970 y estrenada tres años después en Nueva York), con traducción y adaptación de José María Pou, que curiosamente la representó en 1977.

Con un elenco de actores muy conocido para el público (Maribel Verdú, Emma Suárez, Ariadna Gil, Fernando Cayo y Alex García), el montaje refleja las reacciones al asesinato de Kennedy de cinco personajes muy dispares como una mujer de clase media, una prostituta, un hippy, un actor homosexual y un soldado cuya vida cambió después del tiroteo.

Coincidiendo con el 50 aniversario del asesinato de Kennedy, se recupera una obra en la que el espectador rememorará la década de los 60 a través de cinco personas que se encuentran en un café-bar y abordan los temas candentes del momento como los derechos de la mujer, del Poder Negro, el movimiento gay, la guerra del Vietnam, los misiles nucleares, el movimiento hippie o el muro de Berlín.

Deja un comentario

X