La salida de Reino Unido de la Unión Europea ya es un hecho

Por Diana Rubio, @driecel, Consultora en protocolo y eventos. Directora de IMEP.

Dentro de este contexto, tienen un lugar protagonista de manera indirecta el ceremonial y el protocolo, herramientas estratégicas desconocidas para muchos, pero necesarias para dar solemnidad y potenciar la comunicación no verbal de instituciones públicas y privadas. Sin embargo, son los símbolos y concretamente las banderas, en quienes han recaído la histórica labor de escenificar el mensaje de la salida de Inglaterra de la Unión Europea.

Estos emblemas estatales, se encuentran exhibidos a modo representativo de las naciones que conforman la Unión Europea, en sus diferentes sedes, colocadas en orden según el alfabeto de cada nación, el cual se inicia por el país que preside en ese semestre la Comisión, colaborando en la tarea de dar formalidad a los espacios y hacer reconocibles hacia la ciudadanía, quienes conforman esta organización.

La retirada de banderas de Reino Unido en la Unión Europea y viceversa, han dado lugar a multitud de especulaciones acerca del apoyo o no de esta causa y de diversas fórmulas que como se puede comprobar a continuación, comunica mensajes muy diferentes.

La Unión Europea ha optado por obviar cualquier protocolo preestablecido a la hora de tratar las banderas de sus estados miembros, sin cuerpo militar presente ni himnos que valgan, utilizando en su lugar a dos funcionarios de la organización para retirar la bandera inglesa de la fila en la que están representados todos los países miembros. En el exterior de las sedes, han arriado las banderas del país de la misma manera, sin pompas ni boatos posibles, lo que puede derivar en una muestra de aflicción, de que no es momento de celebraciones, sino de analizar la situación y poner un punto y aparte.

En el caso de Reino Unido por el contrario, optaron por una gran fiesta donde a través de un videomapping, una cuenta atrás que nos recordaba a la de nochevieja daba lugar a la aparición estelar de la bandera de la Union Jack entre vítores y celebraciones por todo el país.

Pero el más significativo y fiel a lo establecido en normativas y tradiciones protocolarias ha sido el acto llevado a cabo en Gibraltar, dominando la solemnidad propia de respeto a la banderas, a las que se les rinde honores a la hora de arriarlas o izarlas. En este territorio, arriaron la bandera de la Unión Europea mientras sonaba el himno de la UE para posteriormente izar la bandera de la Commonwealth, con los acordes de fondo del himno inglés, “Good save the Queen” en el que la corrección ha sido un valor en alza.

Como curiosidad, cabe recordar que el himno de la Unión Europea es el denominado “Himno de la alegría”, una peculiaridad digna de tener en cuenta en un momento donde resalta todo lo contrario.

Por tanto y como se puede observar, las opiniones acerca del brexit son dispares y dan lugar a muchas reflexiones, siendo estos actos protocolarios en mayor o menor medida llevados a cabo en este proceso de ruptura un claro ejemplo de la situación actual que este procedimiento ha comenzado una nueva etapa llena de preguntas, incertidumbres y emotividad.

Deja un comentario

X