Consultora de imagen pública, @majosetorresp

«El contacto directo con la gente es irremplazable, porque la empatía y la percepción de liderazgo deben trascender más allá de una pantalla»

Por José Luis Izaguirre, @jl_izaguirre92

Majo Torres es una consultora de imagen pública de Ecuador. Ha trabajado con figuras públicas de alto nivel como candidatos políticos, autoridades de Gobiernos locales y ejecutivos de empresas. Así mismo ha dado conferencias en eventos nacionales e internacionales y es docente invitada en instituciones académicas y universidades.

Tiene una maestría en Comunicación Política y Gobernanza Estratégica en The George Washington University y se graduó de Ingeniera en Ciencias Empresariales en la Universidad Espíritu Santo. También obtuvo un certificado en Imagen y Marca Personal avalado por C&E Imagen en Argentina y AICI; y una acreditación internacional en Coaching Político avalado por Political Coaching Global y la Universidad Espíritu Santo.

Cada vez hay más profesionales que, dentro del mundo de la comunicación política, tenéis una trayectoria reconocida y demandada. ¿Crees que es importante que cada vez se visibilice más a profesionales de la consultoría política?

Creo que es indispensable la profesionalización de la comunicación política, porque gracias a la modernización de los canales de comunicación, cada vez se incrementa más el número de actores políticos que requiere la construcción de su imagen y de una estrategia que lo lleve a cumplir sus objetivos.

La tecnología hace que la reputación política sea más frágil, por lo que es importante construir una percepción que genere diferenciación y que sea permanente en el tiempo.

¿Cómo se construye y se vende la imagen de una candidata o un candidato?

Primero es necesario hacer un análisis de la situación actual del candidato, identificar las fortalezas con las que se puede trabajar y las debilidades que hay que mejorar o evitar resaltar. Además, es indispensable el estudio del entorno donde se va a posicionar su imagen, para saber cómo adaptamos la esencia del candidato en función al tiempo y lugar. Una vez valorada la información podemos construir una estrategia de imagen que sea viable, duradera y sobre todo que logre diferenciar al candidato del resto.

¿Cuáles son las claves del asesoramiento en imagen? ¿Qué es lo que nunca se puede olvidar?

La misión del posicionamiento de imagen es insertar la imagen del candidato en la mente de la gente, y para ello debe existir siempre una investigación que permita identificar las vías apropiadas para enviar el mensaje y sobre todo cómo enviarlo. El posicionamiento debe ser viable, único y duradero.

Cuando hablamos de imagen pública en el mundo de la política, muchas veces no nos centramos en el entorno de la persona asesorada, pero ¿qué importancia tiene trabajar también con la familia y círculo más cercano?

La imagen de un candidato se ramifica en su entorno, pues la percepción que generen los actores vinculados al candidato, tendrá un impacto en su imagen. Por lo tanto, es indispensable tener toda la información de los actores que pertenecen a este entorno para identificar quienes aportan a la imagen positivamente y quienes no.

El posicionamiento debe ser viable, único y duradero

Háblanos de tu mejor y tu peor experiencia asesorando a alguien.

Todas las experiencias con mis clientes han sido diferentes y enriquecedoras, tanto en las victorias como en las derrotas. Sin embargo, hay algo que pasa con mucha frecuencia y que a todo consultor perturba es cuando tenemos un cliente ‘todólogo’ y no permite que se desarrolle el trabajo con profesionalismo.

¿Cómo crees que ha evolucionado la estrategia de configuración de las campañas políticas?

El avance tecnológico ha modernizado la forma de hacer campaña y nos ha brindado nuevas herramientas para llegar a la audiencia como las redes sociales. Sin embargo, el contacto directo con la gente es irremplazable, porque la empatía y la percepción de liderazgo deben trascender más allá de una pantalla.

¿Qué estrategias crees que son imprescindibles para poder atraer a la población joven en una campaña?

Un error frecuente es intentar ‘educar’ o ‘atraer’ a los jóvenes a la política. Los jóvenes manejan la tecnología y la información bajo intereses que corresponden a su generación, por lo que la misión del candidato es introducirse en esas conversaciones, llamar su atención dentro de su mundo, porque solo así ellos van a percibir a una persona que entiende o se identifica con sus necesidades

Como docente en comunicación política y gobernanza, ¿qué consejo da siempre a sus estudiantes?

Que nunca dejen de prepararse y que siempre busquen aprender de los libros, de las personas y de las experiencias. La vida es un camino lleno de retos, pero solo quien se dedica a aprender, va a tener una ventaja sobre los demás.

Un error frecuente es intentar ‘educar’ o ‘atraer’ a los jóvenes a la política

¿Hay muchas expectativas frustradas con el alumnado que estudia posgrados especializados en imagen pública, comunicación política, marketing electoral, etc. cuando salen al mercado laboral? ¿O crees que precisamente una formación más especializada es lo que pide el mundo profesional?

Además de la formación académica, es importante rodearse de las personas correctas. Cuando empecé tenía muchas dudas, pero la clave está en el aprendizaje. Tomé una maestría, asistía a eventos relacionados con la profesión y en ambos lugares conocí a gente extraordinaria de quienes he aprendido mucho.

¿Qué libro o libros no faltan nunca cuando comienzas a trabajar con una candidata o candidato?

No solo leo de comunicación política, me gusta leer de imagen, historia, psicología, marketing, entre otros. Algunos de los que más recomiendo leer son: La Política del Siglo XXI de Jaime Durán Barba y Santiago Nieto, El Gorila Invisible de Christopher Chabris y Pre-suación de Robert Cialdini.

Deja un comentario

X