Ante la desafección política actual, la crisis institucional y los diversos casos de corrupción, desde la sociedad civil española han empezado a surgir diversas iniciativas que demandan la regeneración del sistema. De una forma u otra, estas iniciativas quieren aportar su grano de arena a la restitución de la confianza institucional con propuestas de reformas que eli­minen las disfunciones estructurales que han conducido a la situación actual.

La ONG Transparencia Internacional España organizó en los meses de mayo y junio  tres “Seminarios-debates contra la Corrupción” con el objetivo de aportar opiniones y propues­tas específicas para prevenir y disminuir la corrupción. En esos seminarios prácticos y ante más de doscientos cincuenta asistentes, un total de dieciocho ponentes han abordado cuestiones como “Las reformas de los Partidos políticos y el Sistema electoral”, “La investigación penal y prevención de la corrupción” y “Los sistemas de control (internos y externos) de la co­rrupción”.

Hay otras plataformas que buscan algo más que el debate de las ideas y proponen cambios de forma activa. Es el caso de la iniciativa ciudadana foro +Democracia. Sus promotores afirman que no entienden la democracia sólo como una cita ante las urnas, sino como un ejercicio continuo de responsabilidad. Por ello, como ciudadanos comprometidos con la sociedad, y desde la máxima pluralidad social e ideológica, quieren dar expresión a su compromiso mediante el debate abierto de ideas y lanzando una reflexión sobre la reforma de la Ley de Partidos. Cualquier ciudadano puede dejar su aportación; después se trasladará una propuesta de reforma articulada a los secretarios generales de los partidos políticos con representación parlamentaria.

Por su parte, un centenar de intelectuales han propuesto una reforma radical de la ley de partidos a través del Manifiesto por una nueva Ley de partidos (bautizado como el Manifiesto de los Cien). Afirman que, entre los muchos cambios que demanda nuestro sistema político, el más urgente es la elaboración de una nueva Ley de Partidos Políticos, con el fin de re­gular su actividad, asegurar su democracia interna, la transpa­rencia de su financiación y acercar la política a los ciudadanos puesto que, a diferencia de lo que ocurre en otras democracias, en España el marco legal vigente no facilita la depuración de los partidos cuando ello se revela necesario. Realizan siete propuestas para introducirlas en la agenda política más allá de la necesaria reforma de la Ley.

Otra iniciativa es la Asociación contra la corrupción y por la regeneración social (ACCORS). Nace de la inquietud de personas que desarrollan su trabajo y profesión en diversos sectores de actividad, pública y privada (abogados, periodistas, funcionarios públicos, ingenieros, políticos, etc.), y que en muchos casos, debido a sus responsabilidades, conocen irregularidades del sistema dentro de sus ámbitos de competencia. Su objetivo es la lucha contra la corrupción y conseguir una regeneración social.

Si las anteriores propuestas nacían en el último mes, el Foro de la Sociedad Civil fue creado en 2008, pero con similares objetivos ya que se definen como un foro abierto al diálogo, partidario del debate, polo de atracción de la inteligencia crítica, lugar para el despliegue de proyectos y promotor de las ideas y la innovación. Siguiendo la estela de los movimientos anteriormente citados, han lanzado un Manifiesto en favor de la Reforma de la Constitución y la Ley Electoral.

Deja un comentario

X