Los estadounidenses volverán a las urnas en noviembre, en las denominadas midterm elections, para renovar 33 de los 100 escaños del Senado, la totalidad de los congresistas (435) de la Cámara de Representantes y elegir a 38 Gobernadores en elecciones estatales, además de numerosas elecciones locales.

En plena campaña electoral el Comité Nacional del Congreso Republicano (NRCC) ha lanzado una táctica fraudulenta y, cuanto menos, poco ética. Si bien este tipo de tácticas no son nuevas ya que también los demócratas las han utilizado en anteriores campañas (panfletos con discursos racistas o antisemitas junto al nombre y logo de su opositor republicano como si fuera propaganda propia), en esta ocasión ha sido el GOP quien ha lanzado hasta 18 páginas web falsas de candidatos demócratas al Congreso haciéndose pasar por ellos no sólo para difamarles –con descripciones irónicas de su biografía, intereses políticos o nivel económico como la que aparece en el apartado de domicilio de la ficha personal del candidato Sean Eldridge: “depende de qué mansión según su estado de ánimo”-, sino para captar financiación ya que en los sitios web se pueden hacer donaciones que en muchos casos redireccionan a una web de la NRCC –descubriéndose el engaño, por tanto-, pero en otras no se especifica, obteniendo un beneficio basado en la mala fe.

A pesar de ser una táctica deshonesta y seguramente ilegal (ya que parece violar una ley de 1990 en la que se prohíbe a los comités no candidatos, como el NRCC, usar el nombre de un candidato a menos que muestre claramente su oposición), el portavoz del Comité Nacional del Congreso Republicano, Daniel Scarpinato, defendió la técnica alegando que se trata de una simple sátira como los perfiles parodia de las redes sociales, que no violan las reglas de la Comisión Federal Electoral, que poseen cientos de direcciones web con nombres de candidatos republicanos que estos optaron por no comprar y que, además, la lentitud de la justicia hará que no se adopten medidas hasta después de las elecciones.

El NRCC lanzó la primera web en agosto del pasado año, la del candidato Sean Eldridge que opta al distrito 19 de Nueva York (su web oficial es http://seaneldridge.com y la falsa http://seaneldridgeforcongress2014.com) y de algunos candidatos demócratas han registrado hasta 15 webs diferentes. Entre el resto de damnificados se encuentra la propia Nancy Pelosi, líder de la minoría y candidata por San Francisco.

Los expertos dudan de que las campañas negativas obtengan los resultados deseados, sino los contrarios volviéndose contra sus creadores. En esta ocasión, sólo tendremos que esperar a noviembre para conocer su efectividad.

Otras webs falsas de candidatos (correcta vs. falsa):

• John Lewis (Montana):
http://www.montanansforlewis.com vs. http://johnlewis4congress.com

• Bill Hughes JR (Nueva Jersey):
http://hughesforcongress.net vs. http://billhughesjrforcongress.com (una de las 15 webs falsas)

• Ann Kirkpatrick (Arizona):
http://www.kirkpatrickforarizona.com vs. http://annkirkpatrick.com

• Alex Sink (Distrito 13 Florida):
http://www.alexforcongress.com vs. http://contribute.sinkforcongress2014.com

• Nancy Pelosi (San Francisco):
http://pelosi.house.gov vs. http://nancypelosi2014.com

 

Deja un comentario

X