Por Jorge Juan Morante López, @jjmorante, Politólogo experto en internet y redes sociales

El 28 de abril se votará en España la composición de las Cortes Generales para los próximos cuatro años y, aunque es un sistema parlamentario y la gran mayoría vota por afinidad ideológica, el líder del partido tiene cierta repercusión para atraer el voto indeciso. Además, internet y las redes sociales, permiten conectar cada fuerza política con su “nicho de mercado electoral” o atraer electores fuera de su círculo habitual.

Según datos del IAB un 85 % de los internautas en España, con edades comprendidas entre 16 y 65 años utilizan las redes sociales, lo que supone más de 25,5 millones en nuestro país. Las principales redes sociales usadas por los españoles son Facebook (87 %), YouTube (69 %), Instagram (49 %), y Twitter (48 %). Sin embargo, en YouTube solo encontramos canales de los partidos políticos y no canales personales de sus líderes políticos. Con este grado de implantación es probable que las campañas que se realicen en redes sociales, tanto las fuerzas políticas como sus líderes, influyan en los resultados electorales de las nuevas Cortes Generales.

Empecemos por la presencia en Facebook, la principal red social generalista y la favorita de los treintañeros. Si nos vamos a los datos cuantitativos de las páginas de los cinco principales líderes políticos, antes de que empezara la campaña electoral, Pablo Iglesias es quien más tiene (743.000) superando en más del doble a Albert Rivera. En lo que respecta a las cifras de los partidos el único que supera el millón es Podemos, el resto tienen cifras por debajo del medio millón.

Si nos vamos a los datos en Instagram, la segunda red social y la preferida por los más jóvenes, nos encontramos que las cifras de seguidores están más igualadas entre los líderes políticos. Aunque todos, salvo Pablo Casado, tienen más de 100.000 seguidores, el líder con más seguidores en esta red social sería Santiago Abascal (177.000 seguidores). Por lo que respecta a los partidos políticos sí que hay diferencias más claras, Vox sería quien más seguidores tiene (215.000), más del doble que Podemos y el resto de los partidos no llegaría a los 100.000 seguidores.

La tercera red social más utilizada en España es Twitter y Pablo Iglesias es quien tiene más seguidores en esta red social. Con más de 2,2 millones tiene el doble de los que tiene el siguiente en la clasificación, Albert Rivera (1,1 millones de seguidores). El resto de los líderes no supera el millón, aunque el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es él que está más cerca de llegar (991.000). En Twitter también es Podemos la única formación política con más de un millón de votos, el resto superan el medio millón, excepto Vox que se queda en 209.000 seguidores.

En términos cuantitativos los usuarios de Twitter e Instagram prefieren seguir los perfiles de los líderes políticos a los de sus partidos. Facebook es la única red donde los partidos tienen más seguidores que sus líderes, con la excepción de Pedro Sánchez que tiene más seguidores que su partido también en esta red social. Las fuerzas políticas que desde su comienzo han realizado una estrategia de comunicación en redes sociales son los que obtienen mejores resultados: en Twitter y Facebook, Pablo Iglesias y Podemos son los más seguidos; y en Instagram triunfan Santiago Abascal y Vox.

Deja un comentario

X