menu

Los líderes políticos de 2017


Por Pedro Marfil, @JPedroMarfil Eduardo G. Vega@eduardoglezvega

1. Xi Jinpin

Elevado durante el XIX Congreso del Partido Comunista Chino (PCCh), Jinpin se consolida como una de las figuras de referencia en el tablero geopolítico. Este año ha tenido que lidiar con la visita de Donald Trump y con la crisis de Corea del Norte, en la que China juega un papel fundamental (comparte frontera con el país peninsular). Xi Jinpin ha logrado que sus tesis se incorporen a las enseñanzas del PCCh en el que aseguran que es un retorno a la ideología por parte del país asiático tras una época marcada por el pragmatismo político. En pasado año en esta misma sección, ya apuntábamos a su potencial y en el trascurso de 2017 no ha defraudado.

2. Angela Merkel

La sempiterna canciller alemana volvió a alzarse con la victoria en las últimas elecciones en el país teutón. Bien es cierto que con un serio revés para su partido, que no logró la mayoría necesaria para gobernar –de hecho la sombra de nuevos comicios en 2018 se cierne sobre Berlín– sin embargo, habida cuenta de sus más de 10 años al frente del gobierno alemán, esta nueva victoria y sus buenos índices de aprobación, la mantienen como una de las mujeres más influyentes del mundo.

3. Kim Jong-un

El líder norcoreano ha copado gran número de portadas en el último año, dando al país asiático protagonismo al que no estamos acostumbrados. Sus polémicas declaraciones y su carácter beligerante frente a EE. UU. y su vecino del Sur hacen que la región de Asia Pacífico mire con cierta preocupación al país peninsular. La escalada de tensión puede responder, según los analistas a una estrategia de negociación para lograr relajación de los embargos que mantiene el país, sin embargo, por el momento, parece que lo único que ha logrado ha sido endurecer estas restricciones.

4. Donald Trump

Imposible pasar la página de este 2017 sin hacer mención al líder estadounidense. Su inestimable capacidad para resultar políticamente incorrecto y dar titulares, bien en sus conferencias, bien a través de su perfil de Twitter. Sus tasas de aprobación, pese todo, se mantienen relativamente estables de lo que se desprende que la llegada del magnate a la Casa Blanca va más allá de lo anecdótico, contando con una base del electorado fiel.

5. Justin Trudeau

El primer ministro canadiense ha cogido el testigo de Barack Obama como uno de los líderes más fotogénicos del momento. Su concepción de la comunicación como elemento esencial para hacer llegar sus propuestas, su posicionamiento y sus políticas a los ciudadanos ha captado la atención del mundo. En estos meses le hemos visto disfrazado de Superman, con calcetines reivindicativos, en carreras benéficas… un sinfín de acciones que le han dado protagonismo y visibilidad. Se mantiene como uno de los líderes mundiales mejor valorados del momento.

6. Unión Europea

Una institución que vale por muchas personas. Tras la consecución en 2012 del Nobel de la Paz, en 2017 la UE recibió el premio Príncipe de Asturias a la Concordia. Tras años de gran crisis interna y con retos fundamentales aún por resolver –refugiados, recuperación económica o Brexit.– la unión ha sabido coger impulso y rearmarse. El divorcio con el país británico supuso un auténtico varapalo para el proceso de integración, sin embargo y pese a que muchos daban a la UE como herida de muerte, esta mantiene su peso y continúa aumentando de forma progresiva sus cotas de cohesión.

7. Emmanuel Macron

Uno de los presidentes más jóvenes de Europa. A sus 39 años, alcanzó la sede del Elíseo para hacerse con las riendas del país galo. Macron que pese a su juventud ya cuenta con experiencia de gobierno durante la administración Hollande, fundó su propio partido (En Marche) y desarrolló una campaña en la que fue capaz de aunar las voluntades y los miedos contra la candidatura del Front Nationale de Marine Le Pen. Considerado por algunos como el Obama francés, Macron tiene ante sí el reto de aumentar el liderazgo de Francia al frente de la Unión Europea a la vez que se hace con las riendas de un país ajado por los últimos retazos de la crisis. Los franceses le dieron carta blanca tras su elección en las elecciones legislativas de junio, en las que, en tiempo record, su partido fue capaz de formar cuadros capaces de canalizar el voto.

8. Theresa May

La premier británica puso en marcha unas elecciones para junio en las que se suponía que debía arrasar a una oposición, en teoría, desnortada. Sin embargo, la líder británica sufrió un importante revés en el que su liderazgo se vio claramente desgastado y el laborismo, con un vetusto Jeremy Corbyn impulsado. Pese a todo, May sigue capitaneando a Reino Unido en su proceso de divorcio con la Unión Europea. Con continuos rumores de rebelión en el partido Tory, la única realidad es que May resiste estoicamente contra viento y marea y se mantiene como la capitana de una nave con futuro incierto.

9. Michelle Obama

Aún quedan tres años para el 2020, muchas son las voces que apuntan a una posible candidatura de la que fuera primera dama a las elecciones generales de ese año para hacer frente a la reelección de Trump. Durante los mandatos de su marido, Michelle no se puso nunca de perfil y mantuvo un interesante perfil en los medios involucrándose en numerosos proyectos entre los que destacó el relacionado con la lucha contra la obesidad y el sedentarismo. Tras su salida de la Casa Blanca, Michelle Obama no ha rehuido los focos y se mantiene involucrada con diferentes proyectos sociales que proyectan su imagen, si bien también han sido notorios algunos mensajes publicados en redes sociales en los que se ha mostrado crítica y contundente con algunos movimientos del presidente Trump. La puesta en marcha de la fundación Obama, también ha sido vista por algunos analistas como una plataforma para preparar su campaña. El tiempo dirá.

10. Sebastian Kurz

El primer ministro más joven de Europa. Con 31 años este líder del Partido Popular Austríaco ganó los últimos comicios en el país alpino convirtiéndose anecdóticamente en el primer millenial que ostenta un cargo de esta responsabilidad. Criticado por algunos sectores de la izquierda como un potencial riesgo por sus pactos con los partidos de extrema derecha, su meteórica carrera política comenzó cuando, con apenas 16 años se afilió al partido. Hace siete años lanzó una polémica campaña en la que repartía preservativos con el color de su partido bajo el lema Schwarz macht geil (Negro te pone cachondo), su forma de entender la comunicación dará que hablar.

Deje un comentario:

Subir
X
Ir a la barra de herramientas