El 23 y 30 de marzo los franceses vuelven a las urnas. En esta ocasión para elegir los gobiernos locales de 36.680 municipios. El periodo electoral supone el mayor momento de innovación y creatividad en todo lo que rodea la liturgia de la campaña electoral, ya sea de los propios partidos políticos y sus candidatos como de los medios de comunicación que las siguen.

En este sentido, el diario Le Monde ha propuesto una novedosa iniciativa a través de una de las últimas redes sociales de moda: Instagram. Así, durante la campaña municipal, Le Monde invita a participar en un gran “Tour de France en imágenes”. Del 3 de febrero al 30 de marzo, cada semana propone a su audiencia un tema relacionado con las elecciones y los problemas sociales, invitando a presentar fotografías de su día a día en relación a ese tema y la campaña en su ciudad.

Y para ello plantean ocho temas de nuestra vida cotidiana como la vivienda (#maison), el transporte (#trajet), ir de compras (#courses), salir de fiesta (#rdv), el medio ambiente (#nature) cuestiones insólitas (#insolite), o sobre cultura local (#cultures) y la educación (#ecole).

Tan sólo hay publicar la fotografía en Instagram o Twitter mediante el hashtag #municigrams y palabra clave especificadas. Le Monde publicará en su edición digital una selección de las imágenes además de las propuestas por la fotógrafa Emile Loreaux en la ciudad de Dijon.

Éste es tan sólo un ejemplo más de la última tendencia que viene ocurriendo alrededor del mundo en materia de estrategias sociales: el uso intensivo de Instagram para comunicar mensajes políticos, aunque la novedad en este caso viene de que la propuesta parte de un medio de comunicación, a través de los ciudadanos, en una vuelta de tuerca más de la tradicional foto denuncia.

Instagram es actualmente no sólo la red social de moda, sino la de mayor crecimiento de la historia con más de 150 millones de usuarios en el mundo desde que se creó en 2010. De hecho, Facebook, la adquirió en abril de 2012 por 1.000 millones de dólares. Creada para subir fotografías exclusivamente con el móvil, permite compartir fotos con distintos filtros que proporcionan un aire antiguo o saturado a las imágenes. Al mismo tiempo, es posible insertar una descripción y utilizar hashtags para facilitar la búsqueda y viralización de las mismas. Actualmente, casi el 10% de todas las imágenes compartidas a nivel global se comparten a través de Instagram.

Deja un comentario

X