Entrevista a Miguel Cardenal, Presidente del Consejo Superior de Deportes

Desde enero de 2012, este bilbaíno afincado en Madrid, ocupa el cargo de Presidente del Consejo Superior de Deportes. El suyo es un perfil interesante porque al institucional, une también su vínculo académico, no en vano es doctor en Derecho por la Universidad de Navarra y actualmente, director de la Cátedra de Estudios e investigación en Derecho Deportivo de la Universidad Rey Juan Carlos.

Este año 2014 será sin duda un año especial para el deporte español, con campeonatos, como el Mundial de Brasil de fútbol o el que se disputa en un par de meses en España, el Mundobasket. Serán ambos una buena ocasión para tomar el pulso a un país acostumbrado a cosechar buenos resultados. ¿Qué sucederá si deja de ganar? ¿Seguirá siendo la Marca España a través del deporte la bandera de proyección internacional? A continuación nos responde a todo ello.

Por Mario G. Gurrionero

Le he oído decir en varias entrevistas que “no podemos aislar el deporte del contexto general del país”. Teniendo en cuenta la capacidad de activación del deporte, sus valores y logros, ¿considera que puede tener un efecto bumerán sobre la población?

El mundo del deporte es consciente de la situación del país y también sufre, como otros sectores, los golpes de una realidad complicada. Pero también es un espejo donde puede mirarse una sociedad para superar retos, para reconocer que muchas cosas tienen que cambiar y que es necesario buscar nuevas vías de financiación. En este sentido, creo firmemente en el deporte como herramienta generadora de riqueza.

Hablando de efectos y de activación del deporte sobre la sociedad, se citan mucho los intangibles pero, ¿se tiene algún dato sobre el peso que tiene el deporte en el PIB de un país?

El deporte es hoy en España una actividad económica de primer orden. Su impacto económico a nivel global alcanza ya unas cifras considerables. Un reciente estudio presentado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, en el marco de la estrategia “Marca España”, sostiene que en España el Deporte tiene una contribución al PIB nacional superior al 2,5%.

Pero hay más datos: El empleo vinculado al deporte en España ascendió en 2012 a 163,4 mil personas y el número de empresas cuya actividad económica principal es deportiva llegó a 18.342 a principios del año pasado, cifra que supone un 0,6% del total recogidas por el Directorio Central de Empresas perteneciente al Plan Estadístico Nacional.

El turismo deportivo atrae a España cada año a más de 6 millones de personas. Un 80% de estos turistas vienen a practicar deporte, el otro 20 restante a asistir a acon­tecimientos deportivos. Las encuestas de Turespaña aseguran que uno de cada seis turistas que nos visitan señala como razón principal o practicar deporte o asistir a eventos deportivos.

En qué consiste esta estrategia de promoción de Marca España de la que el Consejo Superior de Deportes también forma parte. ¿Son los deportistas verdaderos embajadores en la construcción de marca país? ¿Son ellos los responsables de liderar esta estrategia de promoción internacional de una marca país?

Marca España pretende poner en valor las cualidades que hacen de nuestro país un destino atractivo. El objetivo de esta política es mejorar la imagen de nuestro país, tanto en el interior como más allá de nuestras fronteras, en beneficio del bien común. Dentro de esta estrategia, nuestro deporte puede desempeñar un papel fundamental. El deporte español es hoy un referente a nivel mundial. El esfuerzo, la dedicación, el afán de superación y la calidad de nuestros deportistas han convertido a España en una potencia mundial del deporte, tanto a nivel individual como colectivo. Por ello, muchos pensamos que nuestros deportistas son unos de los mejores embajadores de la Marca España.

Muy en este sentido, las encuestas socio­lógicas están señalando una brecha cada vez mayor entre los referentes tradicio­nales (políticos, partidos, instituciones, etc.) y la ciudadanía. ¿Cuál cree que es el papel que debe desempeñar una ins­titución como es el Consejo Superior de Deportes en este contexto?

El Consejo Superior de Deportes es el organismo autónomo, adscrito orgánicamente al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del cual la Administración del Estado lleva a cabo sus competencias en materia de deporte. Siempre he pensado que la gestión del deporte debe mantenerse al margen de diferencias políticas y partidistas, y debe buscar el máximo consenso político y social en cada una de las iniciativas que emprenda. Además creo que es básico escuchar. Escuchar a nuestros deportistas y al sector deportivo, convivir con ellos, conocer sus necesidades y trabajar junto a ellos en una misma dirección.

¿Cuáles cree en su opinión que son las principales amenazas a esa buena percepción y relación que tienen los ciuda­danos en España hacia el deporte como canalizador de emociones?

La trampa, el fraude, los comportamientos poco éticos son, al igual que en otros muchos ámbitos de vida, las principales amenazas que pueden debilitar al deporte y a nuestra sociedad. Por ello trabajamos desde el Consejo Superior de Deportes para alejar del mundo del deporte actitudes violentas, racistas y xenófobas, para combatir los nichos de fraude y para preservar los valores inherentes a la práctica deportiva.

Recientemente publicó un artículo en El País que saltó de la sección deportes a la de política de manera vertiginosa. En él, salía en defensa de un equipo como es el F.C. Barcelona y una manera de entender la política deportiva, la forma de trabajar unos valores, etc. Una vez más se confirmó la relación peculiar e intensa que existe en España entre el deporte y la política. ¿Cómo la definiría? ¿Cree que el deporte refleja las pulsiones políticas?

No creo que en aquel artículo mezclara deporte y política. Creo que lo dejé suficientemente claro. Ya hablé de este asunto en su día. Lo único que quise expresar es la idea de que tenemos que estar muy orgullosos de un equipo como el FC Barcelona, que tenemos mucha suerte de tener una entidad como esta, como otras muchas que hay en nuestro país, por lo mucho que aporta a nuestro deporte. Hay suficientes datos que así lo avalan.

Como secretario de Estado del Consejo Superior de Deportes y también como catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social ¿cuál considera que es el papel de los medios de comunicación en España en torno a cuestiones que atañen al deporte? ¿Es muy distinto respecto a la política?

Los medios de comunicación cumplen un papel fundamental en la difusión de nuestro deporte. Como en otros ámbitos, lo importante es un trabajo periodístico basado en el rigor, la profesionalidad. Quizá en la labor de la prensa deportiva haya una peculiaridad diga de mención: los periódicos deportivos, los programas deportivos de radio y televisión tienen en España elevadas cuotas de audiencia. En ocasiones las más altas. Los periódicos deportivos son los más leídos en España. Esta peculiaridad obliga en su labor a un ejercicio de responsabilidad.

Hablando de liderazgo, de política y de deporte, hace unos meses falleció Nelson Mandela en Sudráfrica. Ha pasado a la historia por varios hitos y también por su senbilidad en la reconstrucción del sentimiento de un país a través de un deporte rey en Sudáfrica como es el rugby. ¿Cree que esta estrategia podría ser extrapolable a otros países y naciones?

Nelson Mandela fue capaz de unir a una nación en torno a una pasión común. Vio en el deporte del rugby una potente he­rramienta de integración. Desde luego que es una estrategia exportable, que debemos tener siempre presente para construir las sociedades del futuro.

Muchas gracias.

Deja un comentario

X