El diseñador João Rocha iniciaba en 2010, de forma espontánea y sin ser consciente de ello –como muchos los memes (fenómeno que se populariza en Internet)-, una de las manifestaciones virales de sátira política más repetida.

“Kim Jong-Il mirando cosas” se publicaba en la plataforma de microblogging Tumblr y hacía, ni más ni menos, lo que lo que su dirección web anunciaba: publicar fotografías del “Querido líder” de Corea del Norte, con sus gafas oscuras y semblante hierático, mirando con fijación todo tipo de cosas en sus visitas como Jefe de Estado: alimentos, maquinaria, ropa… Debido a su éxito, su Facebook sumó más de 60.000 ‘likes’ y el blog se convirtió en un libro de 192 páginas.

Al fallecer el líder norcoreano, surgió a los pocos días un nuevo meme, de diferente autor pero homenajeando al original, sobre su heredero e hijo pequeño, Kim Jong-Un.

Si sumamos el interés de los políticos por la imagen, a retratarse allí donde van y ejercen su acción de gobierno, y lo relativamente fácil que es obtener fotos “curiosas” aderezadas de un titular sarcástico, no es de extrañar el éxito que han tenido las páginas de dirigentes políticos mirando fijamente cualquier cosa, replicándose estos memes en varios países como Ecuador con Rafael Correa, China con Xi Jinping,

Argentina con Cristina Fernández… y por supuesto en España, con Espe­ranza Aguirre, José Luis Rodríguez Zapatero y, ahora, Ma­riano Rajoy; e incluso variaciones sobre la acción (Ana Botella haciendo cosas y Maroto lo hace todo).
Y como no podía ser de otra manera, en Estados Unidos también han sucumbido a esta original forma de parodia política: Obama y su vicepresidente Joe Biden.

Es más, algún usuario de Internet ha estado muy rápido de movimientos y ha conseguido aunar la sátira a la crítica política con una nueva página en la que denuncia los recientes casos -de los que acabamos de tener conocimiento- de espionaje de la CIA a llamadas telefónicas y transmisiones por internet: Obama comprobando tu correo electrónico.

Deja un comentario

X